Ibiza en invierno

Ibiza es naturaleza, cultura, gastronomía, tradición…

Es curioso y un tanto extraño, pero Ibiza en invierno se convierte en una isla fantasma: tranquila, pero con emociones; solitaria pero con encanto; es quizá por todo esto que el invierno es la mejor época para poder disfrutar de sus paisajes y sus puestas de sol.

Making-Of-Ibiza-Events-web-design-event-eventos-diseño-web-Ibiza-en-invierno-03Las mañanas y las tardes son perfectas para pasear por Dalt Vila, recinto amurallado milenario de Dalt Vila, recinto construido en el siglo XVI por Carlos V para proteger a la ciudad de los corsarios de aquellos tiempos revueltos, junto a una serie de cañones,  declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1999, una de las joyas de Ibiza. Desde la ciudad alta, se tiene una panorámica de toda la ciudad, rodeada por estas imponentes murallas y calles tortuosas por las que pasear y perderse, que bajan al puerto, en el barrio de la Marina, y al encantador paseo de Vara de Rey.

Dalt Vila, además de la catedral de la Virgen de las Nieves (antiguo templo cartaginés y asimismo fue una mezquita, antes de convertirse en un catedral gótica), se encuentran varios museos, como el Centro de Interpretación Madina Yabisa, el Museo de Arte Contemporáneo, o el Museo Puget y muy cerquita, el Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera, en los que descubrir el arte, el presente y el pasado…los museos de Ibiza encierran un sinfín de historias que merecen ser reveladas.

Making-Of-Ibiza-Events-web-design-event-eventos-diseño-web-Ibiza-en-invierno-04

Los pueblos blancos rebosan mayor encanto en invierno: Santa Gertrudis -con su pequeña iglesia del siglo XIII-; Sant Carles; Sant Llorenç; es Cubells – cuya iglesia es una de las nuevas surgidas en la isla, el inicio de su construcción data a finales del siglo XIX y detrás de la misma hay unas imponentes vistas a un sobrecogedor acantilado-­; Portinatx con su Punta de Moscarter junto al mar, el faro, excelentes vistas de los acantilados y, al fondo, Mallorca como telón de fondo; Sant Josep con, posiblemente, la mejor puesta de sol de toda la isla y sus espectaculares vistas de la isla des Bosc y Cala d’Hort con la isla de es Vedrà, un coloso que emerge sobre el mar, ses Salines -desde donde se puede ver Formentera-, con sus humedales y parque natural (protegido desde 2001), que cuenta con un ecosistema de gran riqueza y es Zona de Especial Protección para las Aves, como garzas y flamencos, aunque hay más de 210 especies-.

Por esta atractiva geografía y magnífica naturaleza se realizan numerosas rutas de senderismo, con las que se descubren nuevos rincones, una de las más famosas es la ruta de los almendros en flor en el valle de Corona, para poder disfrutar de un impresionante espectáculo visual por el manto blanco que cubre los campos; rutas cicloturistas, por caminos de excepcional belleza y, como no podía ser de otra manera, deportes acuáticos, como excursiones en kayak o rutas de paddle surf e incluso patinaje.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>